The Legend of Zelda: The Wind Waker HD - Análisis

Escrito por Write on Lunes, 30 Septiembre 2013 Publicado en Análisis Visto 1701 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Nota: Este análisis fue publicado originalmente por su autor en la web oficial de la revista MásGamers.

Para mí, The Legend of Zelda: The Wind Waker es un juego legendario. No sólo porque tuve la oportunidad de jugarlo cuando recién salió por aquel entonces (o sea, el año 2003) para el Nintendo GameCube (una de mis consolas favoritas y, creo yo, una de las menos apreciadas, dicho sea de paso) y me ciegan los lentes de la nostalgia, sino también porque creo que es un gran juego. Casi una obra maestra. Ahora, no me tomen a mal, no se trata de un videojuego perfecto (de hecho hay problemas de ritmo durante las últimas horas de gameplay que felizmente fueron refinadas para la nueva versión), pero sí de uno inmensamente divertido, con increíbles gráficos, excelente gameplay, una historia interesante y personajes memorables.

Y felizmente puedo decir que todas esas características maravillosas han sido conservadas (y, en algunos casos, mejoradas) para la nueva versión en HD para Wii U. Pero antes de mencionar todo eso, regresemos al pasado – regresemos a los años previos a la salida de Wind Waker, un tiempo en el que la gente esperaba que el nuevo juego de Zelda para el cubo fuera uno realista y violento, tal como se pudo ver en un tráiler que se presentó en el Nintendo Space World del año 2000. Y fue por esto que también fue un tiempo en el que, cuando se presentaron las primeras imágenes de Wind Waker, muchos fans se quedaron horrorizados. ¿Qué había pasado con el Link maduro y heroico del otro tráiler? ¿Por qué había sido reemplazado por gráficas cel shaded y un diseño estilo Chicas Superpoderosas?

De hecho es gracioso recordar esos tiempos en los que los gráficos y el estilo artístico de Wind Waker fueron mal recibidos – después de todo, una vez que el juego salió a la venta, la mayoría de los video-jugadores se enamoraron de las mismísimas características que meses atrás habían criticado. La belleza de Wind Waker es definitivamente uno de sus puntos más fuertes, ya que al usar un estilo caricaturesco y cel shaded ha podido resistir la prueba del tiempo. A diferencia de juegos más oscuros y realistas de la misma época, la versión de Wind Waker para GameCube no se ve terrible – al contrario, se ve igual de bella y colorida e hipnotizante que hace diez años.

ww1

Wind Waker en el Cubo

Entonces si ese es el caso, ¿cuál es el punto de hacer una nueva versión? Bueno, primero está el hecho de que el GameCube ha sido la consola menos vendida de la historia de Nintendo (no le fue mal, pero tampoco tan bien como Nintendo esperaba). Esto quiere decir que hay muchos gamers que simplemente no han tenido la oportunidad de probar este excelente juego… ¿y qué mejor manera que hacerlo en una nueva consola, con nuevas características, mejores gráficas y en HD? Eso, y está el hecho de que Nintendo necesita desesperadamente un juego que haga que se vendan más Wii U’s. Se trata, pues, de una gran consola con mucho potencial, pero le hacen falta juegos (pero felizmente ya vienen, ¡paciencia!)

¿Cómo he podido jugar ya Wind Waker? Bueno, simplemente no me pude resistir la tentación – algunos dirían que un verdadero fan sólo compra las versiones en físico de los juegos por el feeling de abrir el empaque y sacar el disco y poder llevarlo a todas partes. Pero yo realmente quería jugar Wind Waker HD, y como la versión en digital ha salido varios días antes que la versión en disco, esa fue la edición que decidí descargar del e-shop. Quién sabe, es probable que eventualmente me compre la versión física de todas maneras.

 

 

En fin, a aquellos que se consideren puristas les agradará saber que Wind Waker HD es básicamente el mismo juego que salió hace diez años para el Cubo: mismo estilo artístico, misma historia, mismos personajes, mismos diálogos, mismos templos. Así que antes de pasar a hablar de las diferencias que se pueden encontrar en esta versión, simplemente me dedicaré a explicar exactamente por qué Wind Waker HD es un gran juego, y por qué vale la pena comprárselo para Wii U.

Empecemos por lo más importante: el gameplay. En ese sentido Wind Waker HD no es particularmente revolucionario, pero a la vez nos presenta un gameplay sublime. Es decir, se juega casi exactamente como el gran Ocarina of Time, pero con suficientes diferencias sutiles como para hacerlo superior. El combate, por ejemplo, es más complejo, contando con un sistema de parries para hacer las batallas más emocionantes. Además, está el hecho de que puedes coger las armas de algunos enemigos y usarlas contra ellos, lo cual es particularmente útil en escenarios como el Forbidden Fortress en donde no cuentas con todos tus ítems. En pocas palabras, el combate es impresionantemente satisfactorio y divertido – nunca sientes que los enemigos son demasiado fáciles, pero tampoco demasiado difíciles; el juego cuenta con ese balance perfecto que muy pocos pueden lograr. Además, el sonido que hace la espada de Link al chocar con sus enemigos es uno de los más satisfactorios en la historia de los juegos. Si pelear en Ocarina les gustó, en Wind Waker HD les va a encantar.

Por otra parte están los templos, aunque no son varios – de hecho son menos que en Ocarina pero al menos más que en Majora’s Mask – están muy bien diseñados. Evidentemente el primer templo es bastante sencillo – aunque el jefe final, de quien no revelaré su identidad, pero que seguramente han visto en la mayoría de tráilers de esta nueva versión del juego, es uno de los mejores y más divertidos de acabar – pero nunca sientes que te toma por tonto. Por otra parte, los últimos templos son más desafiantes, llenos de puzzles interesantes y enemigos más fuertes. Wind Waker HD tendrá un look algo infantil e inocente, pero eso no quiere decir que se trate de un juego para niños.

 

¡Apenas prendí el juego!

También están los ítems, los cuáles son, en muchos casos, parecidos a los que uno podría encontrar en juegos como Ocarina of Time – pero felizmente hay bastantes que son nuevos para no causar una sensación de deja vu. Para comenzar, tenemos todos los ítems clásicos, los cuales funcionan a la perfección – desde la espada y el escudo hasta el arco y flecha, el boomerang y las bombas. Pero también tenemos otros que son exclusivos para esta versión: la hoja que te deja flotar en el aire es particularmente divertida de usar (y útil en ciertas áreas del juego) y el Picto Box (una suerte de cámara fotográfica), aunque no particularmente relevante a la trama general, sirve para cumplir una diversidad de side quests o simplemente tomar fotos divertidas por doquier. Variedad no falta.

Pero la mecánica más interesante del juego definitivamente es la navegación. La primera vez que sales al mar en tu bote, habiendo ya conseguido tu vela, es simplemente uno de los momentos más emocionantes del juego. Todo contribuye a que se trata de un momento memorable: la música (compuesta, como siempre, por Koji Kondo: es perfecta), los gráficos, el hecho de que puedes ver islas misteriosas en el horizonte, la manera en que se maneja al King of Red Lions (el bote)… todo es simplemente sublime. Pero felizmente no se trata de una mecánica que al principio resulta interesante y después aburre. El océano del Hyrule de Wind Waker HD es tan vasto y lleno de misterios que es difícil cansarte de salir a navegar y buscar islas nuevas llenas de tesoros, o simplemente ir a tu siguiente misión o templo. A diferencia del cielo de Skyward Sword, el mar de Wind Waker HD no se siente vació en lo absoluto. De repente acortar algunas distancias hubiera sido bueno, pero no es un defecto que malogre el juego (y además, esto ha sido arreglado para la versión de Wii U de cierta forma – lo mencionaré más adelante.)

 

Navegando por primera vez…. en HD.

¿Y qué tal es la historia? Como uno esperaría de un juego de Zelda, es épica pero con momentos íntimos, emocional y emocionante y definitivamente interesante. No es terriblemente compleja, pero cumple su cometido. No se trata, pues, de presentar al jugador con una historia complicada o intelectual; se trata, más bien, de crear momentos, sensaciones y emociones. Por ejemplo, tenemos el principio del juego, en donde suceden varias cosas: conocemos a esta nueva versión de Link, conocemos a su familia (su abuela y su hermana) y a los habitantes de su isla, vemos cómo Link recibe su ropa verde (en honor al Héroe del Tiempo… ¡el Link de Ocarina of Time!) y vemos como secuestran a su hermana y Link se tiene que ir con unos piratas (liderados por la carismática Tetra, quien luego se revelará es…. bueno, ya deben suponerlo) a rescatarla. Es un gran ejemplo de cómo el juego se concentra en los detalles (conocer a tu familia para que cuando te vayas de la isla te dé pena, por ejemplo) y en crear emociones (la rabia cuando se llevan a tu hermana, la melancolía cuando te tienes que ir de tu hogar tan joven y con poca preparación.) A este nivel, la historia y los personajes funcionan perfectamente.

Ahora, esto no quiere decir que la historia y los personajes no funcionen a nivel épico; todo lo contrario. Para dar un ejemplo, me parece que el tratamiento que le dan a Ganondorf en este juego (¡sí, él es el villano! en serio, nadie debería considerar esto un spoiler, era de esperarse) es el mejor de la serie. En vez de ser un villano absolutamente maligno, con una motivación completamente megalomaníaca, Wind Waker HD nos presenta con un personaje más realista y humano, especialmente durante las últimos cutscenes del juego. Es realmente irónico – especialmente para aquellos que odiaban al juego en un principio – que el juego de Zelda más caricaturesco nos presente con la caracterización de Ganondorf más realista. Otros personajes – como Tingle… eeehhh… sí…. – son igual de memorables (pero no siempre por las mismas razones.)

¡Súper gráficas!

Ahora bien, en lo que se refiere a esta nueva versión… ¿qué diferencias hay entre Wind Waker HD y la versión para el cubo de hace 10 años? Primero que nada están los gráficos. El arte y el diseño de personajes y los mundos son los mismos, pero con mejores texturas – más detalladas -, un sistema de iluminación mejorado y más realista, y bueno, está en HD. No se trata, pues, de un cambio radical, pero sí de una gran mejora. Hay una muy delgada línea entre mejorar algo y cambiarlo demasiado (lo cual ciertamente enojaría a los fans), y felizmente Nintendo nunca la cruza. Se trata del mismo juego pero más… bonito, más colorido, un poco más realista pero sin perder su cualidad cel shaded y sus diseños caricaturezcos. Apenas comencé a correr por la Isla Outset y a navegar me di cuenta de que se trata de un juego hermoso que conserva todas las cualidades de la versión anterior, sólo que mejoradas. Después de todo, la versión de Gamecube ya era bastante bella de por sí – sólo fueron necesarias algunas mejoras para crear una versión – visualmente – definitiva.

Pero felizmente Nintendo no hizo las cosas a medias, por lo que los gráficos no son las únicas mejoras que presenta el juego. Un ítem de la versión anterior, el Tingle Tuner, el cuál funcionaba cuando conectabas tu Gameboy Advance al Cubo, ha sido reemplazado por el Tingle Bottle, el cual sirve para escribir mensajes, ponerlos en una botella y postearlos en Miiverse. Se trata de una mecánica interesante y divertida, ya que le da una característica online al juego y hace posible el compartir experiencias entre todos los que estén jugando el juego – teniendo en cuenta lo gigante que es la comunidad Zelda, tiene mucho potencial (de hecho el día que el juego salió a la venta, cuando comencé a jugarlo, ya bastante gente había puesto mensajes divertidos en Miiverse.) Ah, y también puedes incluir fotos tomadas con la Picto Box (¡ahora Link puede tomarse selfies!)

 

Me tomé un selfie apenas conseguí el Pictobox.

Por otro lado, una de las últimas secuencias del juego, la búsqueda de los pedazos de la Trifuerza, ha sido acortada para que sea menos tediosa, cosa que nos alegra a los que jugamos el juego antes y pensamos que su ritmo sufría durante ésta última parte. Adicionalmente, es posible también conseguir una segunda vela para el King of Red Lions, la cuál hace que el bote avance con el doble de velocidad – el océano es grande, pero a veces ir de isla en isla se podía volver tedioso, cosa que no sucederá con esta nueva vela. Adicionalmente, ahora Link también se puede mover en primera persona cuando usa ítems como el arco y flecha (no se preocupen, no es que el juego se haya convertido en una versión fantástica de Call of Duty) y en lo que se refiere al Gamepad, la pantalla táctil se usa para los ítems, grabar y ver el mapa, entre otras funcionalidades. Todas estas cualidades hacen que Wind Waker HD sea una versión más ágil del juego original.

Como conclusión, puedo decir que Wind Waker HD es la versión definitiva de este juego legendario de Zelda. La edición del 2003 ya era de por sí un gran video-juego: emocionante, emocional, con excelentes gráficos y una sublime historia. Tenía fallas, pero eran menores. Sin embargo, dichas fallas han sido corregidas para esta nueva versión, y nuevas características como los nuevos gráficos, el Tingle Bottle y el gameplay mejorado con la pantalla táctil del Gamepad hacen que esta versión en HD tenga un mejor ritmo y sea más… bueno, divertida. Después de todo, eso es lo más importante en un video-juego: que sea divertido, y Wind Waker HD lo es. Con su magnífica historia y personajes y gráficos hermosos (el juego cuenta con el Link más expresivo de la franquicia) y todo lo que ya he mencionado anteriormente con tanta pasión, Wind Waker HD es un juego obligatorio para cualquier fanático de Zelda, de Nintendo y de los video-juegos en general. Sé que la librería de juegos del Wii U no está muy variada hasta el momento, pero me atrevería a decir que este juego es razón suficiente para comprar la consola. Bueno, al menos hasta que saquen a la venta el nuevo Smash Bros (con Toon Link incluido). ¡O el nuevo The Legend of Zelda!

 

Medios

Link64

Alias de Sebastián Zavala, asistente de dirección, crítico de cine, cinéfilo empedernido, lector y gamer. Fanático de Nintendo, The Legend of Zelda, Star Wars, AC/DC, John Williams, entre otros intereses geek. Le gusta dirigir, producir, escribir, bloggear, leer, tocar guitarra, escuchar música, saltar, y flotar.