Hyrule Warriors - Análisis Destacado

Escrito por Write on Miércoles, 15 Octubre 2014 Publicado en Análisis Visto 1057 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Hyrule Warriors es un gran juego de Zelda. Pero no es un juego de Zelda. Se podría decir que es incluso lo opuesto a un juego de Zelda. 

Debo empezar aclarando que nunca he jugado un Dynasty Warriors, pero sí cumplí mi tarea y me informé sobre la saga cuando supe de este crossover.

El Dynasty Warriors que se vistió de verde

Hyrule Warriors es un Dynasty Warriors, tanto en mecánica como en estructura, pero con personajes y trama zeldera. Además de una avalancha de fan service y detalles que me arrancaron más de un Wow! y Ala que paja! durante el juego.

Como dije, es lo opuesto a un juego de Zelda tradicional. Estamos acostumbrados a las historias elegantes, lentas, pocos diálogos, ítems limitados y a veces historias muy complejas. En este caso Link, Zelda, Impa y toda la mancha interdimensional se metieron harto red bull y salieron a la cancha con algo en mente: pelear. El juego es estrategia, misiones, cantidad de K.O.’s, desbloquear armas, materiales, personajes, stats, el caos de la batalla, correr como loco de un lado a otro del mapa y matar jefes finales (incluidos algunos que NUNCA te imaginaste tener que derrotar).

A simple vista es repetitivo de nivel a nivel, pero la gran cantidad de personajes jugables (13 iniciales y aumentando con los DLC’s, casi un Smash zeldero) y su gran, gran variedad de ataques alucinantes contrarresta esa sensación de monotonía. Quieres salir y partirles la madre con todos los ataques posibles a ese bobgoblin que te irritaba en Skyward Sword. O darle un K.O. a un lizalfos de fuego con un arma más grande que Impa (y el pobre Link de Ocarina matando a Gohma con tirachinas y espadita de madera).

Mamá, hoy voy a ser el malo

Es la variedad de personajes, y el fan service lo que le da más ritmo al juego. Sumado a esto, la búsqueda de más y mejores armas, materiales para aumentar habilidades, y el reventar enemigos indiscriminadamente para tener más rupias de las que has visto en tu vida.


Pelear no solo con Link, si no con la mismísima Zelda, Impa, Sheik, Midna, Darunia… hasta Ganondorf, Zant y Grahim, es un sueño hecho realidad para muchos, y gran atractivo del juego. Incluso ser el malo por una vez le da un nuevo sabor a tu experiencia zeldera.

No existen templos y calabozos como enormes puzles por resolver, pero te permite viajar por lugares emblemáticos de distintos juegos, como Ocarina of Time, Skyward Sword y Twilight Princess. El reloj empieza la cuenta regresiva de 60 minutos por nivel y empieza la cacería. Aunque muchos niveles los pude completar en un promedio de 18-25 minutos; todo es cuestión de cumplir con los requisitos que surgen, y no dejar que tu compañero o base caigan. Es un juego que deberías jugar? SI, de hecho! No estamos ante un nuevo Ocarina o A Link to the Past, ni siquiera es parte oficial de la cronología (aún), pero es un juego zeldero y eso pesa. ¿A quién no le puede gustar TLoZ?

Modos de juego

Tenemos distintos modos de juego:

El Modo Leyenda, es la historia principal. No es una campaña muy larga (18 stages) pero si tiene varias horas de acción y promete expandirse con algún DLC. La historia es algo conocida: Hechicero quiere la trifuerza para resucitar a Ganon; pero con un giro nuevo, en este caso Cia, la mala de turno, lo hace por amor a Link. Y es entorno a Cia y a Lana, dos personajes nuevos creados para esta entrega, que gira parte de la historia. Con el cooperativo tenemos el chance de jugar con un amigo, y por experiencia sé que es más fácil desbloquear todos los secretos así, ya que te puedes repartir el mapa. La desventaja de este modo, la calidad baja en nuestro TV. En muchos sitios leí que se quejaban que era una baja drástica, pero no creo que sea mucho el roche, pasa a ser como si se jugara Twilight Princess, aunque es un aspecto técnico que decepciona un poco al perder el HD.

En el Modo Aventura tenemos un mapa fiel al TLoZ original en 8-bits. Cada uno de los más de 120 paneles en los que está dividido es un desafío. Acabar con cierta cantidad de enemigos, cierto tiempo, cierto personaje, o de cierta manera. Este modo nos permite desbloquear nuevas armas aún más potentes y nuevos personajes jugables. Incluso utilizaremos ítems del Zelda original, como vela y brújula, para encontrar tesoros ocultos en el mapa. Al inicio parte del mapa está bloqueado, pero se irán desbloqueando conforme avancemos en el modo Leyenda. Y los DLC’s nos traerán nuevos mapas de este modo para asegurar muchas horas de juego adicional.

El Modo Desafío te reta a cumplir con todos los requisitos en el menor tiempo posible en la Gran Batalla de Farone. Y el Modo Libre te permite jugar cualquier nivel superado. Los materiales conseguidos en ambos modos, y las miles de rupias, sirven para crear insignias en el Bazar. Estas insignias elevan los stats y habilidades de los personajes, y son un pequeño álbum de detalles. Con nombres como Fuego de Din, Espada Kokiri, Máscara de Fiera Deidad, etc. Por ejemplo el Sayo Goron reduce el daño en niveles de fuego. Los materiales van desde trapo viejo, pasando por escamas, hasta Cabello de Midna y Tiara de Zelda.

También podemos crear elixires que permiten conseguir más rupias o mejores armas. En la armería podemos trasladar habilidades de un arma a otra para mejorarlas. Y en la galería podemos escuchar las canciones desbloqueadas, ver info y perfil de los personajes, y las ilustraciones completadas en la cacería de Skulltulas.

Debo resaltar la grandiosa banda sonora. Los clásicos temas zelderos se renuevan con algunos remix llenos de acción (rock-metal Zelda baby!) ¿Y quién no ha dejado alguna vez la pantalla de título solo para escuchar el tema principal del juego?

Conclusión

  • El juego es realmente difícil de juzgar si eres zeldero de corazón. La emoción que se siente es casi culposa luego de disfrutar tantos años de juegos basados en puzles y templos.
  • Es una carta de amor peculiar a este mundo de fantasía, y tantos guiños a Majora’s Mask le despiertan la esperanza a cualquiera (remake please?)
  • Es Link y su harén dejando fluir su lado salvaje y violento en una aventura distinta. Si Mario puede jugar golf con Bowser bajo el agua, Link y compañía tienen todo el derecho de salir de su entorno habitual.
  • Hay confirmados 4 DLC’s (costando el paquete completo $20 y con traje de Dark Link de regalo) que añadirán nuevos mapas, personajes, armas (por ejemplo Epona), trajes y modos de juego. Así que es un juego que tiene mucho para dar por bastante tiempo.

Y para finalizar, cual encuesta de Club Nintendo:

  • ¿Le recomendaría este juego a alguien? SI
  • ¿Eres fan de Zelda y Dynasty Warriors? este es el paraíso.
  • ¿Eres hincha de los puzles de Zelda pero nunca has jugado un beat ’em up? Dale una oportunidad, es un gran juego y sé que quieres jugar con Ganondorf para tirarle su lapo a Zelda.

Si valoras el juego dentro de sus límites, es tremendo. Divertido, ligero y con tantos detalles que te pegará a la pantalla.

Goddess Hylia approves!

Medios

Marcogoro

Alias de Rodrigo Barrantes, Comunicador Audiovisual y Post-Productor. Hijo pródigo de Nintendo que regresa después de años. Fanático de The Legend of Zelda y Evangelion. Le gusta leer, editar, escuchar música, gastar su sueldo en figuras a escala y llenarse la cabeza con innumerables ideas para cortos.